M£â€œDULO 3: EDUCAR SIN CASTIGOS NI RECOMPENSAS Educar sin castigos ni...

download M£â€œDULO 3: EDUCAR SIN CASTIGOS NI RECOMPENSAS Educar sin castigos ni recompensas 7 Realmente los ni£±os

If you can't read please download the document

  • date post

    30-Apr-2020
  • Category

    Documents

  • view

    1
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of M£â€œDULO 3: EDUCAR SIN CASTIGOS NI RECOMPENSAS Educar sin castigos ni...

  • MÓDULO 3:

    EDUCAR SIN CASTIGOS

    NI RECOMPENSAS

  • Educar sin castigos ni recompensas

    2

    TEMA 1

    LOS ENFADOS DE LOS

    PADRES Y LOS CASTIGOS

  • Educar sin castigos ni recompensas

    3

    1 LOS ENFADOS DE LOS PADRES Y LOS CASTIGOS:

    Cuando nos enfadamos con nuestros hijos solemos tener muchos tipos de

    reacciones, pero normalmente, acabamos elevando la voz, gritando,

    hablando mal y muchas veces castigando.

    Castigamos porque no nos hacen caso, castigamos porque nos contestan

    mal, castigamos cuando no respetan, cuando pegan, cuando no comparte,

    cuando ya no sabemos qué hacer.

    Al igual que los “limites”, la sociedad permite castigar a los niños para que

    aprendan a hacer las cosas de determinada manera, para que aprendan de

    sus errores, para que sigan las normas marcadas en la familia y en

    sociedad.

    En el mundo adulto no nos limitamos para tener una correcta convivencia,

    tampoco nos castigamos cuando cometemos un error o no seguimos las

    normas sociales o del clan marcadas.

    Ejemplo:

    Una pareja no castiga a otra por no haber puesto la lavadora, y

    viceversa.

    Un jefe no castiga a su empleado por no hacer bien un informe.

    ¿Cómo se solucionan este tipo de cosas en el mundo adulto? Hablando,

    buscando soluciones, alternativas, llegando a acuerdos, etc.

    ¿Por qué no hacemos esto mismo con nuestros hijos? ¿Por qué a los niños,

    que están aprendiendo a vivir, que están aprendiendo cuales son las

    normas del juego, que su vida es un continuo aprendizaje, porque a ellos les

    castigamos cuando comenten errores? ¿Para que aprendan las cosas o las

    hagan según las normas? ¿Por qué no dialogamos con ellos, les

    explicamos las cosas, buscamos acuerdos, alternativas, soluciones, etc.?

    Muchas veces creemos que los niños nos entienden mejor cuando gritamos,

    que nos hacen caso a base de amenazas, castigos y no es así.

  • Educar sin castigos ni recompensas

    4

    1.1 TIPOS DE CASTIGOS:

    Vamos a hablar de dos tipos de castigo, el físico y el no físico:

    1.1.1 Castigo Físico:

    Entendemos a “aquel castigo donde se utilice la fuerza física y que tenga

    por objeto causar cierto grado de dolor o malestar aunque sea leve”, según

    definición del Comité de los Derechos del Niño, por lo tanto

    El castigo físico está totalmente prohibido por ley, ya que atenta contra la

    dignidad y la integridad de los niños, además es completamente perjudicial

    para su desarrollo a corto y a largo plazo, tiene muchísimos efectos

    negativos para el niño, para los padres y para la sociedad.

    Además no solo castigamos a los niños, sino que además los castigos

    hacen sentir a los padres ansiedad y culpa.

    El castigo físico tiene muchos efectos negativos sobre el niño, a

    continuación pasaremos a exponer los mas lamativos.

    El castigo físico es:

    Pegar a los niños, aquí incluimos, cualquier cachete, bofetada,

    etc.

    Tirar de las orejas.

    Zarandearlos.

    Empujarlos.

    Ponerlos de rodilla, de cara a la pared, etc.

  • Educar sin castigos ni recompensas

    5

    Efectos negativos sobre el castigo físico a los niñ os:

    1. Afecta a la autoestima de los niños , pudiendo producir en

    ocasiones estado de depresión y ansiedad.

    2. Afecta al desarrollo cerebral , ya que hay una mayor muerte

    neuronal por exceso de estrés.

    3. Les enseña a ser víctimas, y tendrá una actitud victimista ante la

    vida y en sus relaciones sociales. Buscará en un futuro ese papel, que

    es al que están acostumbrados a desarrollar.

    4. Les provoca ansiedad.

    5. Aprenden a no razonar, excluyen el diálogo como forma de

    solucionar las cosas.

    6. Les hacen sentir soledad, tristeza y abandono .

    7. Se dificulta la comunicación entre sus padres y edu cadores .

    8. Sienten mucha rabia.

    9. No saben gestionar sus emociones, y suelen ser bastantes

    desequilibrados emocionalmente.

    10. Engendra más violencia.

  • Educar sin castigos ni recompensas

    6

    1.1.2 Castigo No Físico:

    Los castigos no físicos son muy comunes e igual de censurables.

    Por castigo no físico se entiende:

    Castigos No Físicos:

    1. Gritar: Los gritos suelen crean tensiones en el hogar, y las

    tensiones normalmente generan aumento de estrés en los niños,

    dificultad de concentración, etc.

    2. Insultar: Es una falta de respeto hacia el niño y atenta contra su

    dignidad, además afecta a la autoestima del niño.

    3. Amenazar: Ya hemos hablado de ello, deteriora la confianza hacia

    los padres.

    4. Ignorarlos: Los más comunes son, dejar de hablarles y la sillita

    de pensar, ambos producen un vacío de aprendizaje. Ya que al

    ignorarlo o al dejar de hablarles, no se transmite ninguna

    educación ni aprendizaje, el niño muchas veces no sabe porque

    se le ignora y se le menosprecia y eso hace aumentar su ira que

    tarde o temprano acabara saliendo. Lo mismo ocurre, con el

    rincón de pensar , si no hay un adulto que le ayude y le

    acompañe a reflexionar y hablar de lo que ha pasado, no sirve

    para nada.

    5. Atemorizar : “Que viene el coco y te va a llevar”, crea un gran

    grado de angustia y ansiedad en el niño.

    6. Dejar que se haga daño y que vea las consecuenci as de sus

    actos : Esto no es aprender de la experiencia, sino un gran acto de

    irresponsabilidad por parte de los padres.

  • Educar sin castigos ni recompensas

    7

    Realmente los niños hacen lo que ven y no lo que se les dice que haga, si tú

    le gritas, les amenazas e insultas, los niños aprenderán, gritos, amenazas e

    indultos.

    Los castigos no siempre sirven, ya que en el momento en que se deja de

    tener miedo a las consecuencias el castigo deja de funcionar.

    Además tener niños sumisos es lo mismo que tener adultos sin voz, ni

    criterio, que se dejan llevar por los demás, los amigos, la pareja, etc.

    Los castigos realmente solo sirven para generar:

    Miedo.

    Rabia.

    Personas sumisas.